Contacto

Siguenos

Un Monstruo llamado Pornografía

Actualizado: 30 de dic de 2019


Sin duda alguna, vivimos en la Era de la Revolución sexual, una sociedad que ha creado un mecanismo para hacer dinero a través de la depravación sexual. Siempre he dicho que la pornografía es un pozo, cuyo pozo parece tener un monstruo que no te permite salir. La pornografía hace que de manera holística deforme nuestra capacidad cognitiva, afectiva, y volitiva en cuanto al diseño original de nuestra sexualidad. Hay una deformación de la dinámica de nuestro corazón, incluso hay una deformación fisiológica en nuestras vías neurales.


En el pozo de la pornografía hay un monstruo disfrazado, tal cual como lo menciona Tim Challies en su libro “Limpia tu mente”. Allí nos enseña que la pornografía es una práctica monstruosa que es burlona, violenta y progresiva. Ya que se burla del diseño original haciendo ver el sexo como un impulso animal que no traza perímetros, es violenta porque está violentando la comprensión sobre el sexo, la hombría y la femineidad. Está violentando la ternura y la dulzura del sexo, cuya práctica solo se puede dar bajo un pacto matrimonial. Incluso este monstruo llamado pornografía es progresivo, ya que el pecado siempre es progresivo tal como dice la Escritura:


El Seol y el Abadón nunca se sacian; Así los ojos del hombre nunca están satisfechos. Proverbios 27:20


Lo que antes le daba satisfacción ya no tiene el mismo efecto, por tanto, empieza a consumir cosas más gráficas y más monstruosas. No sobra mencionar, que en el aspecto fisiológico, dicha secreción hormonal que se genera por causa de la pornografía, empieza a debilitar la corteza cingulada donde se procesa las decisiones éticas y morales.

Muy pronto sacaré un libro en donde le dedico todo un capítulo acerca de este monstruo llamado pornografía, dicho capítulo se titula “Gracia vs Pornografía”. Cuando tenemos un conocimiento muy elevado de la Gracia de Dios, sabemos que la operación divina de Dios configura nuestro sistema cognitivo, afectivo, y volitivo milagrosamente, y progresivamente empieza a mortificar a ese monstruo llamado pornografía.


En dicha configuración se aprender a ver el sexo como algo tierno, y no como algo violento. Como algo dulce, y no como algo sucio. Nos enseña los limites, en cambio, la ponografia se burla de los limites. Como dice Tim Challie:


La pornografía fue creada para excitar el corazón endurecido, no al tierno.

La realidad es que usar tu sexualidad fuera de los límites de Dios, es algo sumamente devastador. No puedes permitir que ese monstruo sea llevado al núcleo de tu hogar, de lo contrario, ese monstruo no solo te va a atormentar, sino también va a querer aplastar las relaciones familiares.


Pablo nos recuerda que no fuimos creados para la inmoralidad sexual:


Los alimentos son para el estómago y el estómago para los alimentos, pero Dios destruirá a los dos. Sin embargo, el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. 1 Corintios 6:13


También nos recuerda que tenemos que huirle a este monstruo:


Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca. 1 Corintios 6:18


Incluso de la necesidad de arrepentirnos:


temo que cuando os visite de nuevo, mi Dios me humille delante de vosotros, y yo tenga que llorar por muchos que han pecado anteriormente y no se han arrepentido de la impureza, inmoralidad y sensualidad que han practicado. 2 Corintios 12:21


Tengamos en cuenta que los deseos sexuales no se originan en los órganos genitales, sino en la mente. Hay corrupción dentro del sistema cognitivo, por tanto, se tiene que abandonar dichos pensamientos, al tener una mente sumergida en el Océano de las inspiración divina (La Biblia). Pablo dice:


No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romano 12:2


Por tanto, nuestra mente tiene que operar de la siguiente manera:


Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipense 4:8


Siempre recuerda que este monstruo llamado pornografia, produce un efecto devastador en el ambito psicológico, biológico, espiritual y sociológico. Causa una deformación de manera holística en la vida de cada ser humano, deforma las vías neurales, deforma la dinámica del corazón, y deforma nuestra adoración.


Claro que necesitamos la ayuda de nuestra familia en Cristo, nuestro corazón es engañoso, y necesitamos a alguien que ore y nos diga la verdad. Incluso cuando habitualmente tenemos nuestra mente sumergida en el Océano de la inspiración divina (La Biblia), la acción soberana de Espíritu empieza aniquilar a ese monstruo, empieza a mortificar sus maquinaciones, nuestra carne se empieza a morir de hambre, y somos liderados por la Gracia de Dios. Cuya Gracia provoca el fruto del Espíritu:


Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Gálatas 5:22-24


Por último recuerda:


La Biblia siempre te enseñara los límites, mientras que la pornografía se burla de los limites. La Biblia eleva el sexo como algo dulce, mientras que la pornografía lo eleva como algo sucio.

Referencias

Limpia tu mente, por Tim Challies




Ruben Rodriguez Jr. es fundador de GRACIA VERTICAL y autor del libro "Contemplando la obra artística de la GRACIA". Actualmente trabaja como Asistente de investigación del director del programa hispano de Southern Baptist Theological Seminary, y a la vez está desarrollando sus estudios en dicha institución (SBTS).Nació en los Angeles de California, pero fue criado en Medellín, Colombia. Esta felizmente casado con Sintique y Dios los ha bendecido con una hermosa hija llamada Sophie.