Contacto

Siguenos

¿Como iglesia valoramos el Arte?

Actualizado: 30 de dic de 2019



Mi personalidad refleja mucho aquella persona introvertida que le gusta tener su espacio para leer y escribir. A veces soy extrovertido, pero en cierto grado disfruto la soledad leyendo y sólo solía contemplar la literatura, pero una de las cosas más hermosas que Dios hizo en mi vida, fue precisamente darme una esposa Artista. La realidad es que no empecé a contemplar el Arte, sino hasta que me case con ella, empecé a contemplar el Arte en diferentes ángulos, y empecé a ver el impacto que tiene el Arte para hacer visible la Gloria de Dios. Precisamente nació Gracia Vertical, donde vinculamos el Arte y la Teología subordinada a las Sagradas Escrituras, con el fin de hacer resonar el eco de la Verdad.

Sin duda alguna, reconocemos que el proceso creativo de crear refleja la hermosa realidad de que somos seres creados a imagen de Dios (Génesis 1:26-27), y así como Dios tiene la capacidad de crear, nosotros también tenemos la capacidad de crear en un plano muy diferente.


Por cierto, cuando mi esposa y yo llegamos a la ciudad de Louisville, Kentucky con el fin de realizar mis estudios en el Southern Baptist Theological Seminary, empezamos a congregarnos en Sojourn Community Church, y una de las cosas que nos llamó la atención, fue que cuando entramos por primera vez, vimos una galería de Arte. En dicha galería puedes ver como las paredes hacen resonar el eco de una cosmovisión Cristo-céntrica. Es increíble ver cómo el Arte se convierte en un lenguaje que expone la belleza de Cristo a través de diferentes expresiones artísticas. No sobra aclarar de qué:


El Arte no es el poder creativo que cambia a la sociedad, pero si es un lenguaje hermoso para hacer visible el poder del Evangelio.


Cuando veo las obras de mi esposa puedo contemplar 3 cosas muy importante que me hacen tener una experiencia estética: 1. Talento, 2 Creatividad, y 3 Contenido. Y en base a esto aprendí apreciar diferentes tipos de Artes, incluso el arte cinematográfico. Toda persona que realmente me conozca sabe rotundamente que aprecio ese tipo de Arte. Ahora, deliberadamente no aprecio todo tipo de Arte en su contenido, ya que dicho contenido expresa una cosmovisión. Quizás podemos ver un nivel alto en cuanto al talento, y creatividad; pero si en dicho contenido se expresa una cosmovisión pornografica que hace ver a la mujer como un objeto, y no como un sujeto creado a imagen de Dios, entonces, no gasto mi tiempo en recrearme con ese tipo de expresiones artísticas, ya sea en la música, pintura, poesía, cine, series y entre otros. Claramente vivimos en un mundo caído, pero a pesar de eso, si creo que hay diferentes artistas que no son meramente cristianos, pero que, a través de su talento, creatividad, y contenido podemos ver y apreciar el eco de una realidad; por la sencilla razón de que ese Artista en un portador de la imagen de Dios.

Hay algo a lo que llamamos teológicamente Gracia común, y no me refiero a la Gracia que salva; sino en aquella Gracia que incluye a todos los seres humanos, que también está enlazado con lo intelectual y la creatividad. Esto quiere decir que todo ser humano tiene una capacidad intelectual y creativa puesta por Dios; ya sea escribir, pintar, construir, crear, deporte, y donde también toda ciencia y tecnología es el reflejo de la gracia común. Por tanto:


Si un no creyente hace florecer algo bello en su obra artística, es porque irradia la Gracia común puesta por Dios, y todo lo bello le pertenece a nuestro Creador


Así que mi pregunta es:


Como Iglesia valoramos el Arte?


Al pensar en esta pregunta deberíamos de meditar en los que dijo Calvin Seerveld:


Este es mi argumento para ustedes, los cristianos: Dada la situación contemporánea de desesperación sostenida y locura práctica. Cómo pueden vivir abiertamente en este mundo, el teatro cósmico y divino de maravillas, mientras los no creyentes, preservados por la gracia común de Dios, se deleitan en la música y el drama, la pintura, la poesía, y la danza, con colores revueltos, y levantando un sonido de alabanza para sí mismos y para sus dioses falsos. Cómo pueden vivir abiertamente y quedar en silencio? El hecho de que los hombres con una comprensión oscura pueden festejarse debajo la nariz de Dios y maldecirlo con expresiones de arte terribles, desesperadas, debería dolerles. Solamente el arte diferente, no la censura, podrá tomar serio esta antítesis y enfrentarla.

Pensando en la pregunta y considerando la crítica de Calvin Seerveld, la iglesia nunca debería pasar por alto la cultura y el Arte. Pues ser cristiano no significa vivir como los esenios o algo así, significa ser transformados a la imagen de Cristo y cumplir nuestro diseño original, y así mismo expresar la Gloria de Dios a través del Arte.


Ahora, Mike Cosper quien es uno de los pastores asociados de nuestra iglesia Sojourn Community Church, y de hecho recomiendo muchos de sus libros como por ejemplo The Stories We Tell: Acerca de cómo la televisión y las películas hacen resonar eco de la verdad. Pero tocando el tema del arte y la iglesia, Mike Cosper escribió en Coalición por el Evangelio en inglés, acerca del Arte con relación a la iglesia, y dice así:


. Ante todo, las artes para la Iglesia deben ser vistas como el trabajo de un siervo. La creatividad nunca debe ser la pieza central de la iglesia reunida. En cambio, debe servir a la liturgia y los ministerios de la Palabra y oración. Michael Card, en su gran libro, Scribbling in the Sand, describe el trabajo del artista en la iglesia como un acto de lavar los pies de otros. Ciertamente hay un lugar para la habilidad y la excelencia, y ciertamente hay un papel que los artistas pueden desempeñar para impactar a la congregación con el asombro emocional y la maravilla de las artes. Pero esa fuerza es solo un sirviente y una señal que apunta a la gloria de Otro.


. Las artes que enfrentan a la Iglesia son el trabajo creativo que nos rodea, el mar cultural en el que todos nadamos. Las iglesias en general —y los cristianos, en particular— deben navegar con cuidado las cuestiones de contexto y conciencia a fin de discernir qué están consumiendo, cómo lo están consumiendo y cómo lo entienden.


Con relación al último punto Mike Cosper menciona que la conciencia y el contexto se vuelven increíblemente importantes a la medida que los cristianos buscan discernir y decidir qué es apropiado para ellos, e incluso para sus familias en el mundo de las artes, con el riesgo de ser la iglesia de corinto en un extremo y gálatas en el otro. Ya sea un extremo como el antinomianismo, o el legalismo.


Ahora, recordemos que la creatividad humana no es el fin que va a salvar a la humanidad. Pero si usamos dicha creatividad para el servicio de los demás, y para el servicio de Dios, podríamos hacer resonar el eco de la Verdad (El Evangelio), cuya Verdad es el poder para la salvación.

#ArteyCultura



Ruben Rodriguez Jr. es fundador de GRACIA VERTICAL y autor del libro "Contemplando la obra artística de la GRACIA". Actualmente trabaja como Asistente de investigación del director del programa hispano de Southern Baptist Theological Seminary, y a la vez está desarrollando sus estudios en dicha institución (SBTS).Nació en los Angeles de California, pero fue criado en Medellín, Colombia. Esta felizmente casado con Sintique y Dios los ha bendecido con una hermosa hija llamada Sophie.