Contacto

Siguenos

  • Sean McDowell

10 RAZONES BÍBLICAS POR EL CUAL DIOS PERMITE EL SUFRIMIENTO

Actualizado: ene 6



La existencia del sufrimiento humano es posiblemente el problema más común y difícil que se plantea contra la existencia y la bondad de Dios. Es un tema particularmente espinoso porque las personas lo experimentan tanto emocional como lógicamente.

El problema del sufrimiento ha estado con nosotros desde el Jardín del Edén y estará con nosotros hasta que Cristo regrese. Pero el sufrimiento no es solo un problema para los cristianos. Todo sistema de creencias tiene que dar cuenta del sufrimiento de una forma u otra.


El propósito de esta publicación no es intentar una teodicea, es decir, una defensa de por qué Dios permite el sufrimiento. Muchos buenos libros han hecho esto, incluido el libro clásico El problema del dolor, de C.S. Lewis o ¿Por qué Dios permite el mal? por Clay Jones. Más bien, simplemente quiero resaltar diez formas en que la Biblia aborda el sufrimiento. Estas respuestas no son exhaustivas, pero proporcionan una perspectiva bíblica para los creyentes y no creyentes:


1. El sufrimiento es el resultado del pecado y la rebelión de la humanidad contra Dios (Génesis 3). La humanidad eligió rechazar el único mandato de Dios, el mundo se corrompió por el pecado y los humanos han sufrido desde entonces.


2. El pueblo escogido de Dios (los hebreos) sufrió cuando desobedeció el Pacto Mosaico (Deuteronomio 28).


3. Las personas a veces sufren por las decisiones equivocadas de otros seres humanos, a pesar de que Dios usa dicho sufrimiento para bien (Génesis 50:20).


4. El sufrimiento lleva a los creyentes fieles a una comprensión y relación más profundas con Él (Job).


5. Los creyentes sufren por los celos y el odio de ciertas personas que rechazan la fe cristiana (Hechos 7: 54-60).


6. Los creyentes sufren como un testimonio de fe para los demás (Hebreos 11).


7. Dios permite que las personas sufran para que se vuelvan a Él en arrepentimiento y no perezcan por la eternidad (Lucas 13: 1-4).


8. Los cristianos sufren para poder conformarse más estrechamente al carácter de Cristo (Romanos 8: 28-30, Santiago 1: 2-4).


9. Los creyentes sufren para poder conocer a Cristo más plenamente (Filipenses 3:10).


10. Preparar seguidores de Cristo para la gloria del cielo (2 Corintios 4:17).


Cada uno de estos puntos merece mucha más explicación. Y cada punto plantea más preguntas también. Recuerde, no hay una respuesta única para el sufrimiento. Pero lidiar con estos pasajes y otros, puede ayudar a proporcionar una perspectiva bíblica sobre el sufrimiento.




Sean McDowell, Ph.D. es profesor de apologética cristiana en la Universidad de Biola, autor de varios libros, un gran orador y profesor de secundaria a tiempo parcial. Síguelo en Twitter: @sean_mcdowell y su blog: seanmcdowell.org